Los errores de refracción no corregidos, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo, son la causa principal de una visión anómala.

La detección precoz de las enfermedades relacionadas con la visión es fundamental,por lo que resulta recomendable hacerse revisiones oftalmológicas periódicas, aunque no se padezca ninguna dolencia, sobre todo si se tiene hipertensión, diabetes o algún trastorno cardiovascular. 

Si tu oftalmólogo u optometrista recomienda corrección visual para alguno de estos problemas (miopía, astigmatismo, presbicia, hipermetropía...), se debe decidir qué tipo de corrección se adecuará mejor a tu estilo de vida y necesidades.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted